¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Zonas climáticas – Lo que debes conocer sobre el clima del mundo

Planeta tierra

Tenemos la suerte de vivir en un mundo donde existe una amplia variedad de formas de vida. Fauna y flora coexisten de la mejor manera posible: complementándose, ayudándose mutuamente (aunque casi sin saberlo) para que todos, como especie, puedan seguir existiendo.

Le debemos esta enorme variedad al propio planeta. Al tener forma geoide, los rayos del sol no llegan a toda la superficie por igual, de modo que las estrategias de adaptación son únicas en cada ser vivo. 

¿Qué son las zonas climáticas?

Una distinción fundamental es la que existe entre Tiempo y Clima.  El Tiempo es un estado concreto de la atmósfera:  tiempo lluvioso, soleado o nublado.  Por su parte, el Clima se define como la sucesión habitual de los tipos de tiempo en un lugar y durante un año.  Los tipos de tiempo son el resultado de una serie de factores (latitud, longitud, zona climática, masas de aire y centros de acción) que actúan sobre un área determinada, de la sucesión de estos resulta el Clima.

Sabiendo esto, se les conoce a las zonas climáticas como una división especifica de territorios con características propias (generalmente según temperatura) directamente relacionadas con la radiación o luz solar que suele llegarles.

Así, como la intensidad de la radiación solar incidente varía en continuidad desde el ecuador, donde es máxima, hasta los polos, donde es mínima, la superficie terrestre puede dividirse (en el sentido de la latitud) en cinco grandes zonas, delimitada cada una de ellas por dos paralelos, o sea una zona cálida, situada a caballo del ecuador; dos zonas templadas, boreal (al norte del ecuador) y austral (al sur del ecuador) , que ocupan fajas intermedias entre el ecuador y los polos; dos zonas glaciales, ártica (polo norte) y antártica (polo sur), con su centro respectivo en los Polos Norte y Sur. A los fines de simplificar podemos decir que el clima terrestre tiene tres tipos de zonas donde el clima es diferente: zona cálida, zona templada y zona fría.

Zonas climáticas

¿A qué se deben las zonas climáticas?

Se ha dicho que uno de los factores determinantes del clima es la temperatura. Esta depende de la intensidad de la radiación solar, que varía de acuerdo con la latitud y con la época del año, y también de la composición de las capas atmosféricas que dicha radiación ha de atravesar para llegar hasta nosotros. Por término medio, se ha calculado que sólo un 43% de la radiación conjunta que rodea a la Tierra, llega al suelo; la restante, o sea el 57%, experimenta diversas vicisitudes, pues es reflejada, refractada y absorbida por las capas que atraviesa; pero de la parte que llega al suelo, un porcentaje notable resulta igualmente reflejado, por lo que la atmósfera está continuamente surcada por radiaciones de todas clases y en todas direcciones. Esto es de gran importancia para nuestro planeta, porque impide un paso demasiado brusco del día a la noche.

¿Qué son las clasificaciones climáticas por regiones?

Si bien existen 3 tipos y zonas climáticas predominantes, dichas están influenciadas por factores atmosféricos y por los climas que surgen de la geografía física de la región. La proximidad del mar, la latitud, la continentalidad, etc., desempeñan un importante papel en la determinación del clima de un lugar. Así, la conjunción de varios de ellos origina gran número de variaciones de tipo climatológico.

La correlación de dos factores determinantes, temperatura y lluvias, conduce a considerar tres tipos de climas: cálidos, templados y fríos; que a su vez se dividen en lluviosos, secos y desérticos; monzónicos, marítimos y continentales; de montaña y de llanura, que también suelen llamarse: Ecuatorial, Tropical, Mediterráneo, Oceánico, Continental, Polar y Alta Montaña.

Climas cálidos
Clima tropical

Presentan una elevada temperatura constante con una amplitud térmica anual inferior a los 10 ºC, precipitaciones muy abundantes y humedad excesiva. Las frecuentes y abundantes precipitaciones y el excesivo calor originan espesos bosques y frondosa vegetación. Los aguaceros se suceden casi sin intermitencias y el cielo es muy nuboso debido a la fuerte radiación recibida por el suelo. Los ríos son de gran caudal (Amazonas); la fauna y la flora, exuberantes. El hombre se adapta con dificultad a estas condiciones climáticas.

 

  • Ecuatorial y subecuatorial: Temperatura promedio de 25 ºC durante todo el año. Lluvias excesivas y de convección durante todo el año en forma regular y humedad siempre elevada.

 

  • Tropical: A medida que nos alejamos del ecuador hacia los trópicos de Cáncer y de Capricornio, las temperaturas siguen manteniéndose altas, aunque la amplitud térmica es menos marcada y las lluvias menos abundantes, preferentemente en verano.

 

  • Subtropicales: Transición de climas cálidos a templados, con veranos no muy calurosos e inviernos tibios.

 

  • Subtropical sin estación seca: Las lluvias se reparten todo el año. Subtropical con estación seca. Las lluvias están restringidas al invierno, y se distingue una estación seca definida (el verano).
Climas templados
Clima oceanico

Reúnen las condiciones de temperatura y humedad más favorables para el hombre, y se dan cuatro estaciones. Los veranos son cálidos y los inviernos fríos, pero soportables. Algunos autores consideran también el mediterráneo y el chino como sistemas templados especiales.

Aun cuando distintos entre sí, reúnen ciertas condiciones comunes que permiten agruparlos. Se caracterizan por la notable variación de sus temperaturas durante todo el año; alternan una época fria (invierno) con otra calurosa (verano), separadas por dos dé transición (primavera y otoño). Las lluvias varían de una zona a otra.

La complejidad de las condiciones atmosféricas y la irregular distribución de tierras y mares dan origen a diversas modalidades climáticas: un tipo mediterráneo (lluvias invernales, temperaturas benignas); otro oceánico (abundantes lluvias, escasa variación térmica) y un tipocontinental (pocas lluvias, importantes oscilaciones termométricas). Entre uno y otro tipo existen zonas intermedias e interfieren innumerables variaciones.

 

  • Oceánico: Se caracteriza por la influencia moderadora del océano, que determina escasa amplitud térmica y lluvias abundantes durante todo el año. De transición. Reúne características intermedias entre el oceánico y el continental.

 

  • Continental: Inviernos largos y rigurosos y veranos con altas temperaturas. Amplitudes térmicas muy marcadas por la lejanía del mar o por un relieve que impide su influencia moderadora. Lluvias en verano y nevadas frecuentes en invierno.
Climas fríos
Clima frio

Inviernos largos y rigurosos, con precipitaciones níveas, y veranos cortos y templados. Tienen iguales características que los climas templados y son propios de las altas latitudes donde el invierno alcanza mayor duración (seis meses o más). Los vientos dominantes provienen del O. y humedecen las costas de ese sector. Hay una variedad oceánica (más benigna y húmeda) y otra continental (extremando las condiciones que se dan en ei clima templado), en donde los inviernos son rigurosos y la oscilación anual muy acentuada (Moscú). En líneas generales, esta zona se extiende desde los 50° hasta el Círculo Polar.

Los ríos se hielan durante meses. La nieve no abunda, ya que las precipitaciones decrecen en invierno y los registros máximos se producen en el estío. La sequedad invernal permite el asentamiento de grupos humanos en Canadá y Siberia, zona ésta llamada “taiga”, con grandes bosques y variada fauna.

  • Nival ó polar: Temperaturas muy bajas todo el año. En la estación cálida, son inferiores a 5 ºC. Los veranos son cortos y derriten sólo la capa superficial de nieve (el suelo a profundidad permanece helado:permafrost).

 

  • Continental: Amplitud térmica anual superior a los 20 ºC que puede llegar a más de 40 ºC a causa de la lejanía del mar y su influencia moderadora. Inviernos largos y muy fríos, con intensas nevadas.

 

  • Oceánico: Inviernos relativamente moderados por la influencia del mar y de las corrientes marinas cálidas. Precipitaciones abundantes, como lluvias y nevadas. De alta montaña. De características similares al frío polar, con nieves permanentes y glaciares.
Climas desérticos
Clima desertico

La ausencia casi total de precipitaciones es el rasgo distintivo. Cambios bruscos de temperatura diaria: durante el día son muy altas y por la noche en extremo bajas.

Si nos apartamos de la zona de lluvias el clima intertropical se transforma en desértico. Su extensión abarca más del 40% de la superficie de África, Asia y Australia, y aun de América. Por la extrema aridez de los desiertos su escasa vegetación se adapta a las condiciones de sequía. Las plantas son, en su mayoría, xerófilas.

Cada zona del planeta desarrolla ecosistemas con base a las variantes climáticas que lo caracterizan. Según la altura, temperatura, y demás variantes se puede determinar el tipo de fauna y flora que se puede encontrar, esto gracias a la capacidad que tiene la naturaleza para adaptarse al medio.

El planeta es hermoso e increíblemente variado, depende de todos descubrirlo, vivirlo y cuidarlo.

Fuentes: 1, 2, 3 y 4.

¿Deseas saber más?

¡Ponte en contacto y déjanos conocer tu caso!