El mundo en la palma de la mano

Para comprender el principio de Economía Circular debemos comprender el modelo que hemos estado manejando desde hace muchos años, la Economía Lineal.

Para nadie es un secreto lo que es el consumismo, dicho principio capitalista que se basa en la compra constante de productos para hacer girar la economía de forma constante y activa, pero el consumismo no solo se limita a la economía, sino que trasciende afectando así la forma de ser de cada persona, y cómo su estilo de vida repercuta en el planeta. Así, el comprar un producto para desecharlo cuando se dañe o pase de moda, y luego comprar uno nuevo creando desechos con ningún tipo de uso es a lo que se llama modelo de Economía Lineal.

Dada la problematica medio ambiental que vivimos hoy en día, se desea un cambio más enfocado hacia la reutilización y valorización de residuos que impida el impacto negativo que tienen actualmente dichos residuos en el planeta. De ahí nacen, por ejemplo, las energías renovables, pero no todo termina ahí, la idea es lograr incorporar no solo en nuestras vidas sino en la sociedad (incluidas las industrias) los modelos de Economía Circular.

Escombros

¿De qué trata?

Teniendo como ejemplo el modelo cíclico de la naturaleza (todo vuelve a la tierra), la Economía Circular rompe el principio de consumo y desecho de la Economía Lineal (tomar, hacer, desechar), y como el nombre lo indica se prioriza hacer de cualquier proceso algo sostenible, y de bajo impacto para el medio ambiente. 

La esencia de esta nueva forma de hacer es la de reproducir la dinámica de la naturaleza, donde no existe el concepto "residuo".
Por definición, la Economía Circular es reparadora y regenerativa, y pretende conseguir que los productos, componentes y recursos en general mantengan su utilidad y valor en todo momento. Este concepto distingue entre ciclos técnicos y biológicos.

Tal como la imaginan sus creadores, la economía consiste en un ciclo continuo de desarrollo positivo que conserva y mejora el capital natural, optimiza el uso de los recursos y minimiza los riesgos del sistema al gestionar una cantidad finita de existencias y unos flujos renovables. Además, funciona de forma eficaz en todo tipo de escala.

Economía-circular

Origen

El origen de la Economía Circular no se remonta a una única fecha o un único autor. Desde finales de la década de los setenta sus aplicaciones prácticas en los sistemas económicos y procesos industriales modernos han cobrado impulso. En 1976, el arquitecto y economista Walter Stahel esbozó en su informe de investigación para la Comisión Europea, escrito junto con Genevieve Reday, la visión de una economía en bucles (o economía circular) y su impacto en la creación de empleo, competitividad económica, ahorro de recursos y prevención de residuos.

Monedas

Características

La Economía Circular cuenta con una seria de características:

1. Diseñar sin residuos. Los residuos no existen cuando los componentes biológicos y técnicos (o «materiales») de un producto se diseñan con el fin de adaptarse dentro de un ciclo de materiales biológicos o técnicos, y se diseñan para el desmontaje y la readaptación. Los materiales biológicos no son tóxicos y pueden compostarse fácilmente. Los materiales técnicos –polímeros, aleaciones y otros materiales artificiales– están diseñados para volver a utilizarse con una mínima energía y la máxima retención de la calidad.

2. Aumentar la resiliencia por medio de la diversidad. Los sistemas diversos con muchas conexiones y escalas son más resilientes a los impactos externos que los sistemas construidos simplemente para maximizar la eficiencia y el rendimiento.

3. Uso de energía de fuentes renovables. Los sistemas deberían tratar de funcionar fundamentalmente a partir de energía renovable, lo que sería posible por los valores reducidos de energía que precisa una economía circular restaurativa (por ejemplo, el biogás es excelente en lo que respecta la valorización de residuos orgánicos).

Mapamundi

4. Pensar en «sistemas». La capacidad de comprender cómo influyen entre sí las partes dentro de un todo y la relación del todo con las partes resulta fundamental. Los elementos se consideran en relación con sus contextos medioambientales y sociales. El pensamiento de sistemas se refiere normalmente a la inmensa mayoría de los sistemas del mundo real: no son lineales, tienen una gran retroalimentación y son interdependientes

5. Pensar en cascada. Para los materiales biológicos la esencia de la creación de valor consiste en la oportunidad de extraer valor adicional de productos y materiales mediante su paso en cascada por otras aplicaciones.

Residuo de lata

¿Qué se puede hacer?

Si bien la Economía Circular debe aplicarse en las empresas desde un punto de vista técnico, de producción y rentabilidad, depende de nosotros el cambiar el chip del consumismo desproporcionado hacia una mentalidad de conciencia con el entorno y medio ambiente, hacia el cuidado y reutilización no solo de productos, sino dentro de lo posible de residuos que nosotros mismos generemos hoy en día.

¿Quieres saber más del tema o comprender mejor?, mira este excelente video desarrollado por Cotec

Fuentes: 1, 2 y 3.

¿Deseas saber más?

¡Ponte en contacto y déjanos conocer tu caso!