¡Síguenos en nuestras redes sociales!

“...retornando lo valioso a la tierra.”

El compostaje como cierre de ciclos

Principio básico

Tras los procesos que utilizamos para la generación de biogás surgen residuos orgánicos tales como el lodo (que proviene de la Metanización líquida) y los residuos sólidos digeridos (que provienen del reactor de Metanización seca). Esta materia es a su vez recolectada y llevada a estabilización mediante un compostaje aerobio (se voltea constantemente por una cierta cantidad de tiempo hasta estabilizarse), y luego se convierte en tierra para diferentes usos agronómicos.

Planta en manos

¿Cómo funciona?

Para que los residuos sobrantes de los procesos de Metanización sean usados para fines agronómicos se deben cumplir dos etapas. Primero deben pasar por un sistema anaerobio, es decir, un espacio sin oxígeno hasta que se estabilicen (de ser lodos deben secarse previamente para reducir lo más posible su grado de humedad). Una vez termina esta etapa el residuo en cuestión puede ser utilizado como abono, pero cuenta aún con un fuerte olor (por la fermantación parcial y necesidad de estabilizarse), por lo que se recomienda y suele utilizar un segundo paso.

Sistema-anaerobio de Mobius
Sitema-de-compostaje

Después de pasar por el sistema anaerobio hasta estabilizarse, la materia residual pasa por un sistema de compostaje donde se airea por medio de movimiento constante (o con un compresor), se eleva así la temperatura y se eliminan patógenos. Este sistema elimina los fuertes olores, estabiliza la materia orgánnca y facilita su uso final para fines agronómicos.

Así, el resultado de todo este proceso es un producto que aporta mejores nutrientes a las plantas de forma natural y efectiva.

Conoce mas sobre Metanización líquida y seca

¿Deseas saber más?

¡Ponte en contacto y déjanos conocer tu caso!